MANTENIMIENTO DEL CESPED CON LOS MÍNIMOS PRODUCTOS QUIMICOS

Césped
  • 04 Marzo 2015

Los jardines que requieren uso frecuente de pesticida, en particular herbicidas, pueden tener un problema adyacente que está causando las invasiones repetidas de pestes como las malas hierbas.

Corrigiendo el problema, se consigue una pradera más sana que pueda resistir las invasiones de malas hierbas.

Por ejemplo, unas buenas condiciones de suelo son importantes para praderas sanas. Muchas praderas están creciendo en suelos con un contenido muy alto en arcilla, compacto y muy mal drenado. Aireando y recebando con materia orgánica puede mejorar esas condiciones. Otra opción es volver a empezar y compensar los suelos de arcilla con matera orgánica. Es muy importante preparar intensamente los suelos antes de sembrar o poner tepes.

Asegúrese de que se use la especie de césped apropiada. Praderas soleadas o ambiente de sol/sombra pueden necesitar diferentes céspedes. Además, considere la calidad deseada y para lo que se va a usar la parcela. Cada uno de estos puntos juega su papel en la selección de césped.

La “Kentucky Bluegrass” es la primera especie en praderas del norte de Illinois (como ejemplo) en praderas a pleno sol, en algunos casos mezclada con “Ryegrass Prerenne” y/o “Festuca”. Para zonas en sombra, hay cultivos de “Kentucky Bluegrass” tolerantes de la sombra que se mezclan con “Festuca”.

Las prácticas de cultivo también juegan un papel muy importante en la salud de la pradera y sus necesidades de pesticida.

El riego apropiado incluye un buen sistema de riego ya que las praderas lo necesitan para conseguir humedad allá abajo, en la zona de la raíz.

El abono apropiado incluye proporcionar los nutrientes adecuados y el pH apropiado. En particular, que no falte nitrógeno, abone cuando el tiempo sea más frío (especialmente al principio y final de otoño) y use abonos nitrogenados de disolución lenta. No aplique grandes dosis de nitrógeno en primavera.

La siega apropiada también tiene un importante impacto en la salud de la pradera. Muchas praderas se siegan muy cortas, permitiendo que las malas hierbas invadan y aparezcan otros problemas. Siegue entre 50 y 75 mm., y siegue a menudo de tal manera que no se corte de una vez más de un tercio de la hoja.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscribete al blog de Riversa

Este sitio web usa cookies. Más información Acepto