CÉSPED EN INVIERNO: CÓMO PROTEGERLO DEL FRÍO

Césped
  • 16 Febrero 2016

Pese a las inusuales temperaturas de las que hemos disfrutado durante los últimos meses, el frío ha entrado con fuerza en toda la península. Como todas las plantas, el césped también sufre las consecuencias del frío. En invierno es habitual que pierda lustre y cobre un color amarillento. Para prevenirlo la solución ideal es contar con variedades resistentes a las heladas, pero esta opción no está al alcance de todo el mundo. Por ello os traemos unos trucos para mantener vuestro jardín en un saludable tono verde durante todo el invierno:

 ·   Cubrir con abono: Aplicar una buena capa de abono orgánico le aportará a la hierba los nutrientes necesarios para resistir las inclemencias del tiempo. Podemos utilizar compost, mantillo o estiércol bien maduro, que liberarán nitrógeno en la tierra de forma paulatina.

 ·   Aumentar la altura de siega: Durante la estación fría mantendremos el césped a una altura de cuatro o cinco centímetros. Así mantendremos las raíces resguardadas y evitaremos que la hierba muera. Recordad también que en esta época el césped reduce su ritmo de crecimiento, por lo que tendremos que dejar más tiempo entre una siega y otra.

 ·   Limpiar las hojas secas: Si tenemos árboles en nuestro jardín o en las cercanías, durante el otoño y principios del invierno lo encontraremos a menudo cubierto de hojas secas. Es fundamental retirarlas, ya que su acumulación puede hacer que se pudra el césped y favorecerá, junto con el exceso de humedad, la aparición de hongos.

 ·   Reducir el riego: En invierno las lluvias reducirán al mínimo la necesidad de riego de nuestro jardín. En caso de que haya una temporada larga sin precipitaciones, bastará con regar una vez a la semana de media, en función de la variedad de césped que tengamos plantada. Lo haremos bien entrada la mañana, en días con suficiente sol para evitar que el agua se hiele y dañe la hierba.

 ·   Evitar el tránsito por el jardín durante las heladas: En caso de heladas encontraremos que el césped, sobre todo durante las mañanas, presentará un aspecto blanquecino por la congelación del rocío. Si lo pisamos en este momento escucharemos un característico sonido de cristales rotos, señal de que se están fracturando las hojas. Debemos evitar todo lo posible el tránsito por la hierba hasta que se descongele la escarcha para no dañarla.

 

 Siguiendo estos sencillos consejos vuestro césped, sea del tipo que sea, resistirá mejor las inclemencias del invierno y llegará con más vigor al deshielo de la primavera. Más adelante os hablaremos de las distintas especies de césped y de cuáles son las más adecuadas para los climas fríos.

 

Césped congelado en una helada

Transitar el césped durante una helada hará que las hojas se rompan

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Este sitio web usa cookies. Más información Acepto