Pollensa adquiere maquinaria Toro para asegurar los estándares de sostenibilidad en el mantenimiento del campo

Golf
  • 24 Julio 2018

La categoría de Paisaje Cultural, dentro de Patrimonio Mundial, que otorga la Unesco a espacios como la sierra de la Tramontana, se establece para reconocer por parte de la comunidad internacional la simbiosis casi perfecta entre la acción del ser humano y la naturaleza.

Golf Pollensa se engloba en la tipología de campos que se diseñan y desarrollan teniendo muy en cuenta el espacio y mimetizando su recorrido con la orografía natural del entorno.

Jugar al golf, respirar la brisa mallorquina, disfrutar del clima de las Islas Baleares y dejarse cautivar por las vistas de la sierra de Tramontana, de la reserva natural de S’Albufereta y de las bahías de Pollença y Alcudia, es posible para los amantes de este deporte en el campo Golf Pollensa.

En el año 1986 se inauguró el recorrido con el objetivo de traer el golf a Pollensa y así complementar la oferta turística de uno de los municipios más visitados de Mallorca, promoviendo, además, este deporte entre sus habitantes.

Con la intención de modernizarse, en el año 2000, se encargó a Michael Pinner el rediseño de 9 hoyos, los mismos que es su día ideó José Gancedo. Prueba también de que se trata de un campo que está a la vanguardia y apuesta por la innovación ha sido su adquisición de maquinaria Toro y de vehículos Club Car con lo último en innovaciones tecnológicas.

Su compromiso con el medio ambiente se presupone por su ubicación. La estricta normativa local exige un comportamiento inmaculado a la hora de mantener el campo. Todo ello resulta más certero de conseguir si se implementan las soluciones sostenibles que aporta Riversa cuando una entidad como Golf Pollensa se está decidiendo por la marcas y productos para cuidar el campo.

Un total de 6 máquinas y un vehículo Toro articulan ya el trabajo del greenkeeper y de su equipo. Además, 10 buggies Club Car se suman a la flota existente en el campo.

La unidad Groundsmaster® 4300 D para mantener el rough a raya, en el menor tiempo posible, asegurando un corte uniforme y preciso.

Una tripleta Greensmaster® 3250 D siega los greenes. Esta máquina, que dicen que tiene uno de los controles de manejo más cómodos del mercado, está equipada con unidades de corte DPA patentadas para garantizar una calidad de siega superior y con un mantenimiento mínimo.

Para la indiscutible atención que requiere la siega de las calles el campo dispone de la tripleta ReelMaster® 3100 y de la quíntuple Reelmaster® 5610. La primera está equipada con Sidewinder®, el exclusivo sistema de Toro que permite al operador desplazar los tres molinetes a izquierda o derecha sobre la marcha, proporcionando hasta 58 cm de desplazamiento lateral y reduciendo las marcas de los neumáticos.

Para completar una equipación el campo decidió sumar la Greenspro® 1260 y la Greensmaster® 1000, dos indispensables para asegurar una altísima calidad de greenes, zona que requiere el cuidado de mayor precisión dada la delicadeza del golpe que en él se practica.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Este sitio web usa cookies. Más información Acepto