Mascotas y jardín: Consejos para hacer posible la convivencia

Mascotas y jardín: Consejos para hacer posible la convivencia

Los que tengáis animales en casa habréis comprobado que el mantenimiento de vuestro jardín no siempre es fácil de mantener. Plantas mordisqueadas, macetas rotas y agujeros en el césped son problemas habituales. Estos sencillos consejos pueden ayudaros a mantener la convivencia.

Juega con tu mascota

Aunque parezca evidente, es fácil olvidar que a veces el carácter destructivo de nuestros animales viene derivado por un exceso de estrés. Es su manera de liberar la energía contenida, sobre todo entre los perros. Jugad a menudo con ellos, dadles paseos más largos; al final estarán tan agotados que no tendrán ganas fuerzas para pagarlo con vuestro jardín.

Crea una zona reservada para ellos

A veces es necesario ceder un poco. Si tenéis un jardín con el tamaño suficiente, podéis reservar una zona para tus mascotas, en la que puedan jugar libremente. Señaládsela claramente dejando la tierra sin cubrir o entierrando allí sus juguetes, por ejemplo. También podéis utilizar algún tipo de planta que sustituya el césped, para que vuestro jardín no tenga calvas.

Rejilla de metal bajo el césped

En ocasiones los animales no atienden a razones y siguen destrozando el césped de todo el jardín. Para estos casos podéis plantearos la instalación de una rejilla metálica enterrada a poca profundidad. Cuando vuestra mascota llegue hasta ella verá que no puede seguir cavando, y acabará por rendirse. Si ya teníais vuestro jardín plantado, podéis aprovechar la llegada de la primavera o del otoño para hacer unas reformas (como automatizar el sistema de riego) y resembrar el césped. A la larga esto supondrá un ahorro significativo.

Ancla las macetas

Si vuestros animales tienen por costumbre subirse a las macetas o empujarlas, la mejor solución es que las ancléis a la pared o a algún elemento sólido, como una valla o el tronco de un árbol que tengáis plantado. Así, además de ahorraros el gasto constante en macetas nuevas, evitaréis que vuestra mascota se haga daño y le ahorraréis más de un susto.

Repelentes sobre las plantas

Podéis utilizar algún tipo de repelente con un olor fuerte que haga que vuestros animales se mantengan alejados de las plantas que queréis cuidar. En las tiendas de jardinería o de animales podrán aconsejaros sobre qué productos utilizar sin que resulten dañinos para ellos. Otra opción es esconder algún alimento de olor fuerte entre las macetas, como las cebollas. No utilicéis pimienta o vinagre con amoniaco, que pueden resultar peligrosos para los animales.

Evita las especies tóxicas

Ciertos tipos de plantas pueden ser dañinas para los animales, como ocurre con las adelfas. Aseguraos bien de que las especies que queréis tener en vuestro jardín no supongan un peligro, especialmente al ser ingeridas.

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

SUSCRÍBETE A
la newsletter

VER MÁS