Uso de biotrituradoras para la gestión eficiente de residuos en las ciudades

Jardinería
  • 02 Septiembre 2021

La gestión adecuada y sostenible de los desechos de poda en las ciudades forma parte del plan de actuación de cualquier smart city. La situación en España es muy prometedora, actualmente hay una red española de ciudades inteligentes (RECI) formada por unos 60 municipios. Estas urbes ofrecen soluciones avanzadas y mucho más ecológicas en materia de mantenimiento de jardines, cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), más conocido como Agenda 2030.

Esta agenda se presenta como el plan fundamental para conseguir un futuro mejor para toda la humanidad. Se interrelacionan entre sí incorporando retos globales como la erradicación de la pobreza, la lucha contra el cambio climático, por la desigualdad, y por conseguir la paz y la justicia, entre otros. Se trata de desafíos marcados para su consecución en 2030.

El objetivo número 11 se centra en conseguir ciudades y comunidades sostenibles, para ello, el uso de biotrituradoras tiene especial protagonismo en la forma en la que se gestionan los desechos convirtiéndolos en compost que vuelve de nuevo a la tierra.

Asimismo, este hito se relaciona con el objetivo número 13, que se centra en adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. Aquí también las biotrituradoras tienen un papel fundamental, al tratar de una forma más sostenible las podas agrícolas, evitando que los restos sean depositados en el contenedor de basura o se realicen quemas de la misma, que contribuyen a la emisión de CO2 a la atmósfera y puede derivar en males mayores como incendios.

Las biotrituradoras Greenmech cuentan con una cuchilla de disco y el revolucionario sistema que multiplica por 6 la vida de las cuchillas. Al utilizar cuchillas Disc Blade, el filo se desliza sobre el material para cortarlo en lugar de golpearlo, prolongando la duración del afilado. Solo el 33% del borde de la cuchilla está en contacto con la madera, por lo que ésta puede ser girada dos veces antes de ser afilada nuevamente. Además, son más resistentes que las planas en caso de presencia de piedras o clavos. Con el uso de las biotrituradoras se pretende que, tras los trabajos de podas, se mejore la gestión de los residuos vegetales pudiéndolos transformar en abono orgánico que aporta gran beneficio al suelo.

El sistema de trituración de los modelos Arborist y EVO se presenta como la solución más eficiente para acabar con los residuos de poda con rapidez, entre ellas se ofrecen modelos con ruedas, orugas y para tractor. Su tecnología permite eliminar rápidamente materiales, incluso fibrosos, manteniendo un consumo y un nivel de ruido reducido.

En lo referente a los restos que generan los cortacéspedes, la marca Toro cuenta, entre sus soluciones de siega en máquinas de giro cero, con su innovador sistema patentado Recycler. El procedimiento se centra en cortar las partículas del césped una y otra vez hasta hacerlas minúsculas e invisibles y convertirlas en nutrientes.

Acelerar la transición hacia economías verdes y eficientes en el uso de los recursos, es la premisa con la que marcas como Greenmech y Toro trabajan, garantizando el desarrollo económico de forma sostenible en pro del beneficio común.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Este sitio web usa cookies. Más información Acepto