La Ciudad Deportiva del Real Madrid recibe el primer Outcross vendido en Europa

Vehículos
  • 06 Mayo 2019

Un periódico generalista publicó hace unos días un artículo titulado - Los nuevos artistas del césped son los que lo hacen crecer- visibilizando el trabajo de los profesionales especializados en el mantenimiento del césped deportivo. La labor de proveedor preferencial que ejerce Riversa – desde hace más de cinco años- con el Real Madrid, le permite conocer de cerca la realidad del trabajo de uno de estos artistas tanto en las instalaciones deportivas de Valdebebas como en el propio estadio Santiago Bernabeu.

Para poder explicar con más detalle la contribución de una empresa de la talla de Riversa, ante semejante institución deportiva, es necesario precisar que esta relación va más allá de un acuerdo firmado en papel y que, más bien, se materializa en la estrecha colaboración entre Paul Burguess – Director of Grounds- y su equipo y Sandro Lara – CEO de Riversa- y su equipo.

Paul y Sandro entendieron, hace tiempo, que el acierto estaba en tratarse como aliados y conseguir que las casas comerciales se sumaran a este círculo. Dicho y hecho. Desde entonces, The Toro Company, participa en esta relación aportando todos sus conocimientos en productividad, nuevos desarrollos en tecnología y testando sus últimos lanzamientos en los terrenos del club. Probando, sí, probando, porque solo usando y trabajando un producto se pueden conocer las necesidades de un cliente y mejorar el mismo.

El ejemplo más reciente de este vínculo profesional se demuestra en la adquisición por parte del club madridista del ultimo lanzamiento de la marca Toro. Paul vio por primera vez el OUTCROSS 9060 en el Golf International Show en 2018 y desde entonces se ha trabajado para que la primera unidad vendida en Europa fuera para ellos. El nivel de exigencia en Valdebebas es elevadísimo. El mantenimiento de los campos de entrenamiento se planifica al milímetro. Se programa cada minuto de trabajo. Para gestionarlo, el inglés cuenta con una plantilla de más de sesenta jardineros, todos ellos con niveles de experiencia diferentes y con formaciones específicas diversas. Esta certeza implica un reto diario para este señor: conseguir un resultado uniforme de las labores diarias con la dificultad de hacerlo con una gran cuadrilla.


El nivel de exigencia en Valdebebas es elevadísimo. El mantenimiento de los campos de entrenamiento se planifica al milímetro. Se programa cada minuto de trabajo. Para gestionarlo, el inglés cuenta con una plantilla de más de sesenta jardineros, todos ellos con niveles de experiencia diferentes y con formaciones específicas diversas. Esta certeza implica un reto diario para este señor: conseguir un resultado uniforme de las labores diarias con las dificultades que implica hacerlo con una gran cuadrilla.

Y aquí es donde entra Toro con su última invención – OUTCROSS 9060 – una máquina que permite programar diferentes parámetros de la tarea a realizar y que asegura un resultado uniforme independientemente del operario que la esté utilizando. No se trata de inteligencia artificial, pero si del uso de las nuevas tecnologías al servicio del hombre. Del hombre de verdad, que es humano, que comete fallos y que gracias a estos avances minimiza el impacto. Así, el hombre, el jardinero, el compañero, el empleado, asegura su faena y se preocupa solo de lo importante, de trabajar a gusto y de llevar una sonrisa mientras lo hace.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Este sitio web usa cookies. Más información Acepto